La Escuela con Eciciencia 2019 estuvo a tono con los 70 años de la República Popular China

China, Estado soberano situado en Asia Oriental, con un sistema político comunista. Con 1386 habitantes, el país más poblado del mundo, de acuerdo con cifras entregadas por el Banco Mundial en el 2017. Es el tercer país más extenso del planeta por superficie terrestre, le anteceden Rusia y Canadá. En la actualidad es considerada como una superpotencia emergente.

Eciciencia 2019, el tradicional encuentro científico y cultural interuniversitario, se desarrolló del 25 de octubre al 1.° de noviembre, con el tema: China 70 años: de la tradición a la globalización”, de esta manera la Escuela se unió a la celebración del septuagésimo aniversario de la República Popular de China.

Notiweb habló con el economista Héctor Martínez Covaleda, decano del Programa de Economía, y el historiador José Camilo Vásquez Caro, director del Departamento de Humanidades e Idiomas, organizadores de esta versión de Eciciencia para saber por qué decidieron enmarcar el evento con el tema de China.

¿Por qué China?

Al respecto, el decano de Economía, Héctor Martínez comentó: “Por todo. Primero, China es muy importante en su aspecto político, económico y social. Se vislumbra como el próximo imperio. Así como USA lo fue en el siglo XX, Inglaterra en el XIX, Holanda en el XVII, España en el XV, el siglo XXI es de China en todos los aspectos.

Segundo, se conmemoran 70 años de la constitución de la República Popular de China. Tercero, el hecho de ser una gran potencia en todos los órdenes, pues es un referente en todas las disciplinas, por ejemplo, en el campo de la economía, saber qué fue lo que hicieron tan bien que les permitió pasar de ser uno de los países más atrasados del mundo, a constituirse en una potencia mundial. En la cultura, literatura e historia China es milenaria y hay mucho por aprender, así como en los campos de la ciencia, la tecnología y la ingeniería, pues los desarrollos de China son gigantescos. Definitivamente, es un referente que debe estudiarse”.

¿Cómo lograron vincularse con representantes de China en Colombia para organizar Eciciencia?

Los vínculos son diversos. El primer acercamiento fue con la Cámara de Comercio Colombo China, con la colaboración del ingeniero Daniel Salazar Ferro, director (e) de la Unidad de Gestión Externa (UGE), quien nos ayudó a realizar un primer contacto con su director ejecutivo. Por otra parte, el ingeniero Javier Chaparro Preciado, profesor de la decanatura de Ingeniería Electrónica, tuvo la oportunidad de hablar con él para comentarle acerca del interés de la Escuela por generar un vínculo con China, que le permita conocer acerca de las oportunidades que ofrece ese país a nuestra comunidad académica y laboral.

¿Se sienten satisfechos con la colaboración que tuvieron por parte de las otras áreas de la institución?

El profesor Camilo Vásquez, responde: “Si. contamos con la colaboración y participación de directivos, administrativos y estudiantes; es así como todas las decanaturas participaron con alguna actividad.  Se realizaron 33 concursos y 19 conferencias. Se conservaron los concursos tradicionales y se sumaron otros nuevos. El primer día, El Programa de Electrónica realizó su tradicional concurso “Ecibots” y para el cierre contamos con actividades culturales, como la presentación de algunos grupos musicales. Durante la jornada, y en variados espacios de la Escuela se llevaron a cabo conferencias relacionadas con temas económicos, tecnológicos y culturales entre Colombia y China, todo con el propósito de aprender de una cultura que ha sido y es un referente en el panorama mundial.

Buscamos que las temáticas fueran llamativas a toda la comunidad, sin importar el Programa y de esta manera tener una mayor participación y creo que lo logramos.

¿Cómo fue la sinergia entre ustedes dos como organizadores?

Al respecto el profesor José Camilo nos responde: “Yo creo que Héctor fue más director, porque estuvo más pendiente de los detalles y supo aterrizar la ejecución de la gestión. Yo estuve en la parte de planeación al comienzo, y así vivimos esta semana.

En cuanto a los concursos le apostamos a que al menos el 50 % de los concursos cumplieran con sus inscripciones. En la parte de las conferencias estuvimos muy alineados y buscamos aportar desde las dos áreas de conocimiento que manejamos.

Vale la pena resaltar el trabajo que logramos juntos en muchas de las actividades. Desde el principio dejamos claro de qué se encargaría cada uno. Héctor es mucho más ágil en la parte de gestión de cuadros, de plata, pues es economista, por eso confié completamente en su criterio, porque si lo hacíamos al tiempo creo que no hubiéramos sido tan ágiles en la toma de decisiones. Además contamos con la colaboración de Katherine Arévalo, quien se desempeño como coordinadora de logística.

Adicional a lo anterior, acordamos apostarle a un encuentro académico-cultural, en el que se involucre la ciencia con otras áreas del conocimiento que, generalmente la Escuela no suele integrar, que no se ven, pero que sí están. Y ahí, nos dimos cuenta de que los temas, en este caso China, no eran nuevos, ya que las personas sí los estaban investigando”.